“… en donde yo viva…”

¿Se acuerdan de este video? Estaba dedicado a mis compañeros Fulbright, y lo hicimos como en febrero 2010 cuando no sabíamos qué iba a pasar con nuestras universidades. Al final del video podrán notar las palabras What happens next? “Qué pasará a continuación?”.

Todos los seres humanos queremos saber la respuesta a esa pregunta… Qué pasará a continuación. Yo, como todos, lo he tenido que ir descubriendo poco a poco. En el trascurso de los meses todos fuimos admitidos a alguna universidad, llegamos a Estados Unidos, y hemos intentado hacer lo mejor que hemos podido. Debo confesar que la adaptación para mí ha sido más complicada de lo que esperaba. Este lugar es muy diferente. Y me hace falta tanta gente…

Por dicha, alguien en el mundo piensa en mí. ¿Se acuerdan que hace unos meses les escribí que mis amigos me estaban ayudando a pasar con la vida aquí? Pues, ¡la ayuda ha seguido! Mis amigos me han seguido apoyando a la distancia y han hecho que esta transición sea más fácil. Por ejemplo: Mis compas de computación se pusieron de acuerdo y me mandaron regalos como si me hubiera casado. Imagínense mi sorpresa, cuando, estando en mi casa, de repente llegó una persona con una caja grandodotota… ¡Era un microondas!

Microondas que me regalaron los chiquillos

¡Y el microondas no era todo! Con el pasar de los días fueron llegando más cosas. Una lámpara, un tostador… Mucha hidratación, un trío de monos/chimpies pensadores, y una vaca que prometía “salud y regularidad”. (Bueno, la vaca en realidad era el logo de unas barritas de banano. Muy bien elegido el regalo). Y además venía un regalo que me gustó mucho: Un marco para poner fotos. Como no tenía ningún tipo de decoración en la casa, lo usé para poner tarjetas postales de lugares donde he ido. Le puse tarjetas de Panamá, Argentina, Costa Rica, Japón, Italia; y además un cuadro de Paul Gauguin (extremo izquierdo) y otro de Ana García (extremo superior derecho). Lo puse en la sala, ¡y creo que le da un toque muy colorido a la casa! A Ana, ¡gracias por las postales y por cuidar siempre a Lí! Y a Annie, Yoselin, Eugenia, Gianca, Gosvami, María, Oggy y Joan… ¡gracias! De todo corazón, gracias. ¡Significa mucho para mí que se hayan tomado el tiempo y la molestia de darme un empujoncito! En serio, no saben cuánto se los aprecio.

¡Regalos! A la izquierda, mis barritas de banano. A la derecha, el marco de fotos con mis postales del mundo. El cuadro de la derecha superior me lo regaló Ana García. El marco me lo regalaron los chiquillos de compu.

Ellos no han sido los únicos que han tratado de ayudarme. Mucha gente ha tenido detalles conmigo que también significan mucho. Andrea Milián, por ejemplo, se molestó en escanearme y regalarme una revista de cocina con recetas para hacer crepas y otras delicias dulces. ¡Y tía Sandra! Existen rumores de que me regaló un OVNI aún cuando todavía faltan 6 semanas para navidad. (Es una extraña manera de decir “me dio un empujoncito”. ¡Estoy seguro que ustedes también tienen tradiciones raras en sus casas!). Gracias muchas muchas.

¡El futuro! (Por un momento, al verle la cara a Carmen Lyra, creí que era Maruja Martínez Ferri: ¡B-Cinco!)

Y además de todos ellos… la gente que me escribe. Hazel, José, mi hermano, mis hermanas Betsy, Fabi y Tete, mis papás, la gente que pregunta por mí… Los que me mandan sus buenos deseos… Mi novia Ana Ligia que me cuida siempre… No puedo decirles qué pasará a continuación (ningún humano puede), pero sí siento que tengo que tomar un segundo para pausar y agradecerles lo que hacen por mí. ¡Puedo dedicarles un puéma! Uno de mis favoritos. Lo escribió uno de los mejores poetas de todos los tiempos, Alexandr Pushkin. (Traducción abajo).

Что в имени тебе моем?

Оно умрет, как шум печальный
Волны, плеснувшей в берег дальный.
Как звук ночной в лесу глухом.
Оно на памятном листке
Оставит мертвый след, подобный
Узору надписи надгробной
На непонятном языке.
Что в нем? Забытое давно
В волненьях новых и мятежных,
Твоей душе не даст оно
Воспоминаний чистых, нежных.
Но в день печали, в тишине,
Произнеси его тоскуя;
Скажи: есть память обо мне,
Есть в мире сердце, где живу я…

O, en español…

¿Qué significa mi nombre para ti?

Morirá como el murmullo melancólico
de las olas en una costa distante,
como el sonido de la noche en un bosque remoto.
Quedará en un epitafio, desvaneciéndose
como letras en una tumba,
escritas en una lengua desconocida.
¿Qué será de mi nombre? Será olvidado,
borrado por nuevas y tempestuosas emociones,
y no dejará en tu memoria
ningún recuerdo puro o gentil.
Pero, en una hora en que sientas dolor, en el silencio,
pronuncia mi nombre y di:
“¿Es que alguien en el mundo me recuerda?
¿Es que hay un corazón en el mundo en donde yo viva…?”

(Sé que no soy un traductor virtuoso, pero el punto es que) Gracias por estar allí y acordarse de mí. Yo también los llevo a ustedes adonde vaya.

Esta entrada fue publicada en Rolando. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a “… en donde yo viva…”

  1. Fobbo dijo:

    Aww ruliche el video me puso la piel de gallina! Yo creo que todos hemos querido buscar eso alguna vez a ver si google nos da la respuesta! :”-) Y el related video de rolo y fullbright… Debiste haber typeado google into google para tener documentado como crasheaba la internet😉
    El marco de fotos esta lindisimo! Muy Rolo B-) Esa se aproxima a la idea que nos contaste que querias hacer?🙂

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s