Día de los Muertos, parte 1

Tres ceremonias; tres celebraciones muy diferentes: Halloween, Día de los Muertos mexicano, y Día de los Muertos de Tucsón.

Fragmento del póster de la Procesión de Todos los Muertos 2010 en Tucsón, Arizona. Haga clic en la imagen para ver el póster completo. (Póster propiedad de la ONG Many Mouths One Stomach. URL: http://www.allsoulsprocession.org/archives/1500). (Y no, yo no me la paso de fiesta con las calacas tequileras. ¡Ojalá!)

Esta última semana fueron los días 31 de octubre y 2 de noviembre, días que en nuestro continente se reservan para celebrar varias cosas diferentes. En algunos países, se recuerda a las personas que se han ido con ritos solemnes, normalmente misas y flores en los cementerios. En otros países, como México, se recuerda a los muertos con alegría y calaveritas de azúcar, e incluso se espera que lleguen a la mesa a comer con uno. (Muchas otras culturas tienen celebraciones a la muerte: Véanse el día Bon japonés y el Festival de los Fantasmas de China). Y para terminar de complicar el mosaico, en otros lugares se aprovecha para vestirse de zombie y salir a caminar por San José.

Hmm… no sé si el Halloween sea una celebración de los muertos, o más bien un fenómeno tipo carnaval, donde un disfraz le permite a uno adquirir una nueva personalidad. Esa noche uno puede ser quien quiera… Talvez Hugh Hefner, un oficial vulcano… o incluso la misma muerte. Así que se preguntarán. ¿Qué elegí yo ser?… Este año, yo elegí ser… Pos… Este… ¿Yo mismo? [D’oh!] Perdón; realmente no tuve tiempo para hacerme un disfraz decente. Tenía muchísima tarea, y con costos pude sacar el ratito para escaparme a la fiesta que organizaron mis compañeros. La fiesta estuvo muy bonita, por dicha.

Fiesta de Halloween de los lingüistas. (¿Ven que la muchacha de la izquierda va de calaca mexicana?)

Siguiente celebración: Día de los Muertos mexicano. Hay mucho que leer sobre esa actividad: las calaveras Catrinas, el pan de muertos, los ofertorios de banquetes a los muertos… Aquí en la universidad, en la Facultad de Educación, pusieron un altarcito de Día de los Muertos para que los que han fallecido en el departamento pudieran llegar visitar y pasar un ratito con los vivos. (Ojo que, a la par del rótulo de “no tocar”, hay varias calaveras de azúcar).

Altar de Día de los Muertos en la Facultad de Educación de la Universidad de Arizona

Desafortunadamente, como no tengo amigos cercanos mexicanos aquí, no pude ver el ritual en vivo y en directo. ¿Talvez el próximo año?

Por último, nuestro tercer ritual: Día de los Muertos de Tucsón. El desfile de Día de los Muertos es una actividad anual, cuyo objetivo es que la gente haga catarsis a través de una caminata disfrazados por la ciudad. Cuando uno lo oye, de primera entrada suena como una mezcla de rituales entre lo mexicano y lo estadounidense. No sé cuál será el término técnico para esto… ¿Hibridación cultural? ¿Transculturación de rituales? (Fue así como nacieron muchos de los rituales católicos, así que talvez ese sea el caso aquí. Conforme la religión entraba en contacto con nuevas culturas, cambiaba para facilitar su adopción). Leamos lo que la creadora nos dice sobre el festival.

La procesión tuvo sus inicios en 1990 como una pieza de “performance” ritualístico creada por la artista Susan Johnson, quien estaba de duelo por la muerte de su padre. Inspirado en el Día de los Muertos, Johnson sintió que podía honrar a su padre a través de la creatividad y la celebración. […] Dentro del evento hay altares, artistas, instalaciones, y personas creativas de todos los tipos. […] La procesión es un santuario para la comunidad, para expresar sus penas y pérdidas en una celebración de energía creativa y regocijo por la vida. (Fuente: Many Mouths One Food).

Para hacer más rica la descripción, he aquí un video que describe la actividad. (Vale mucho la pena; si tienen tiempo, chéquenlo).

¿Huh? Esto no suena como que tenga nada que ver ni con el Día de los Muertos mexicano ni con el Día de los Santos Difuntos del resto de Latinoamérica. (¡Y en ningún lado menciona que haya calaveritas de azúcar!). Dudo que esto sea un caso de hibrización. ¿Será que este desfile es más bien un préstamo cultural? Talvez esa señora, Susan Johnson, simplemente tomó un ritual extranjero que le pareció bonito y lo adaptó como quería. (Sería como si yo tomara un desfile japonés y lo intentara hacer en medio de San José). De lejos, me parece menos un ritual y más un “Festival de la Luz”… un lugar para que los artistas de diferentes culturas se manifiesten… en este caso, sobre la vida y la muerte.

Dije que me parece de lejos, porque este festival va a pasar hoy en la noche. Por eso esta entrada del blog es la parte “uno”. En la noche espero traerles muchos fotos, y poder así escribir la segunda parte.

Tres celebraciones muy diferentes… ¿Qué les parece toda la mezcla de culturas que tenemos aquí?

Esta entrada fue publicada en Rolando. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Día de los Muertos, parte 1

  1. Fobbo dijo:

    a) La segunda calaca del cuadro parece el esqueleto de Don Quijote!🙂
    b) Espero que hayas visto halloween segun The Oatmeal, sino: http://theoatmeal.com/comics/halloween
    c)Ese festival es demasiado inter-multi-pluri-omni-pan-trans-cultural… es demasiado conceptual para mi entendimiento n.nU

  2. Pingback: Día de los Muertos, parte 2 | Puentes y cielos y todo lo que haya en el medio

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s