¡Trabajo muy duro!

Nuestra profesora de fonología, doña Diana Archangeli, es una señora toda buena gente y maternal, así que no me sorprendió cuando el jueves pasado nos hizo el siguiente recordatorio: “Acuérdense que ya pasamos el primer cuarto del semestre… Ahorita es cuando la cosa se comienza a poner complicada en el semestre, así que, aunque estén muy ocupados y estudiando mucho, no se olviden de cuidar su salud para que puedan hacer todo bien”. Y tiene toda la razón de decírnoslo. La verdad, las últimas dos semanas han sido de locos. He aquí algunas de las cosas que he tenido que hacer:

(1) Redacciones de japonés. Cada semana tengo que hacer una redacción sobre algún tema que propongan en mi libro de texto. Pero no son temas livianitos, creo yo. La semana pasada tuve que hacer el siguiente: ¿Su casa tiene patio o algún área verde? ¿Cuál cree que es la relación entre el patio y el resto de la casa? ¿Cree usted que la manera en que están dispuestos los espacios de la casa tiene influencia en cómo las personas de la casa se llevan entre sí? Esta bien, el tema es hablable, pero hablar de eso en japonés…

(2) Examen de japonés. Tuve un examen de japonés el martes pasado, y el profesor nos dijo unos días antes que, además de lo que hemos estudiado, teníamos que saber escribir un cierto número de palabras. 120 palabras específicas para ser exacto. Traté de aprender lo que pude pero no me dio tiempo. Francamente, no creo que me haya ido muy bien. Carita triste…

(3) Exponer un artículo en fonología. Tuve que exponer en diez minutos lo básico de Hayes (1989), El alargamiento compensatorio en la fonología moraica. Las moras son simplemente unidades rítmicas. Por ejemplo, una sílaba pequeña como “pa” es cortita porque tiene solo una unidad. Pero una sílaba más larga, como “par” o “pái”, tiene dos de esas unidades, y por eso toma más tiempo en pronunciarse. (Si ustedes han estudiado latín, japonés o poesía inglesa, talvez se recordarán de que los profes siempre les decían que hay “sílabas fuertes” y “sílabas débiles”. Pues resulta que las “sílabas fuertes” son fuertes porque tienen más unidades rítmicas, o moras, y las sílabas débiles lo son porque tienen menos de estas unidades). Si quieren después se los explico con más detalle, pero baste decir que la exposición estuvo divertida. Me hacía falta estar frente a una pizarra [Rolando sonriendo].

(4) Dos tareas de fonología. Primero, tuve que hacer una serie de ejercicios, que consistían en resolver extraños retos sobre la fonología del ruso, del groenlandés, del tibetano y del hebreo clásico. Eso estuvo divertido, pero argumentar apropiadamente lleva tiempo y vida. La señora siempre nos insiste en que hagamos nuestros argumentos de forma ordenada y clara (lo cual es excelente), pero escribir en ese estilo es bastante complejo. La segunda tarea era una entrega de un “proyecto de idioma”. Resulta que tenemos que tomar una gramática (un libro de gramática) de algún idioma que no conozcamos, y hacer una serie de análisis a partir del libro. (Yo elegí el Mam, una lengua maya de Guatemala hablada por medio millón de personas). La semana pasada me tocó la tercera entrega, que era describir las consonantes, las vocales y la estructura silábica del idioma. Durante todo el semestre voy a estar en eso, para culminar en un análisis basado en la Teoría Optimal. (Qué salada una compañera mía… sin fijarse eligió un idioma de África que tiene 51 consonantes. ¡D’oh!)

(Interludio musical: Si quieren escuchar a un coro de niños guatemaltecos cantando en Mam con una marimba de fondo, pueden hacer clic aquí. La canción pertenece a la Academia de Lenguas Mayas de Guatemala).

(5) Dos tareas de sintaxis. En un mes hemos hecho un viaje mareante y rapidísimo por las teorías sintácticas de los últimos 40 años. (Supongo que vamos a dedicar el resto del semestre al minimalismo, la teoría de los últimos diez años). Esta clase me gusta porque los profesores tienen un montón de anécdotas personales sobre el estado actual de la sintaxis. Ellos han estado en el centro del meollo, y siempre salen con unas historias… El punto es que la tarea de hace dos semanas fue sobre Teoría X-Barra, y la teoría de esta semana fue sobre la Estructura de Frase Desnuda. (Y no, la teoría no es ni la mitad de divertida de lo que el nombre sugiere). Ejercicios, retos raros… y frases en escocés que suenan como malas palabras en inglés. De eso tenemos mucho.

(6) Transcripción de frases en mai mai. El mai mai es “aquel idioma de Somalia” cuya gramática vamos a describir. Tuve que hacer una transcripción fonética de una cadena de unos 22 segundos… Suena “fácil”, pero cuando es un idioma del que uno no conoce nada, la cosa se complica en todo. Yo me hice el ñoño en la clase porque analicé las vocales con un programa de espectrografía. ¡Eso estuvo divertido! Ya este lunes comenzamos el trabajo de verdad.

(7) Ideas para el curso de tecnología del AILDI. El AILDI es el American Indian Language Development Institute, un programa de la universidad que da cursos a gente indígena sobre cómo documentar e incrementar el uso de sus lenguas. Yo me voluntarié para ayudar con los cursos de tecnología que dan cada año, y el viernes pasado tuve una reunión para exponer algunas ideas que llevaba. ¡Las recibieron bien, por dicha! Ese trabajo va a seguir desarrollándose durante los próximos 9 meses, entonces ahí les cuento cómo me va con eso.

(8) Un viaje cortito a Phoenix. El martes pasado Fulbright organizó una reunión para todos los Fulbrighters que están estudiando en el estado de Arizona, así que finalmente pude salir de la ciudad de Tucsón. El viaje hasta Phoenix es de 160 kms., entonces pasamos 2 horas de ida, 2 horas de vuelta, y solo como una hora y media en el evento mismo. Aún así estuvo divertido. Nos conocimos entre nosotros mismos, y conocimos a alguna de la gente en las otras dos universidades principales del estado (la Universidad Estatal de Arizona y la Universidad del Norte de Arizona). (Y por cierto, aparentemente la Estatal de Arizona es la archienemiga de la “Universidad de Arizona”, que es en la que yo estoy, así que no la mencionen muy duro mientras estén caminando por Tucsón).

De camino, si pueden creerlo, pasamos por una tormenta de polvo. Yo creí que eso solo pasaba en los libros de historia… pero no, parece que todavía existe. Por dicha fue una tormenta muy livianita, así que ni siquiera tuvimos que parar el carro.

Tormenta de arena entre Tucsón y Phoenix. Puede hacer clic en la imagen para verla más de cerca.

Esta es una fotilla de alguna de la gente. Los que he conocido desde el principio, y por lo tanto los más cercanos, son Pedro de El Salvador (estudia enseñanza del arte), Julia de Alemania (física óptica), y Diana de Rusia (periodismo). Son muy buena gente, por dicha, y es con ellos con quienes a veces me puedo sentar a comentar sobre la vida. Por ahí en la foto también está doña Joanne Lagassé, la directora de Asuntos Internacionales.

Algunos Fulbrighters de la Universidad de Arizona. De izquierda a derecha: Pedro (El Salvador), Adrián (España), Rolando (CRC), Julia (Alemania), Diana (Rusia), doña Joanne Lagassé (la directora de Asuntos Internacionales), Lilly (República Dominicana), Carolyn? (una muchacha de aquí que fue Fulbrighter en Colombia) y Na'ima (Indonesia). Si quieren, pueden hacer clic en la imagen para verla más de cerca.

Y aunque no fue algo que hice, ciertamente les puedo contar que: ¡llovió! Dicen que la lluvia del miércoles probablemente va a ser la última del año. Y sí, aquí una lluvia en setiembre es un fenómeno tan poco común que amerita una fotografía. (Nuestras temperaturas todavía pueden llegar a los 40°C a principios de la tarde, pero la verdad es que, en promedio, ya estamos en la mitad de los 30s la mayoría del tiempo).

Lluvia del 22 de setiembre de 2010. Si desea hacer clic, puede hacer clic. Si no, no.

¡Y esas han sido las últimas dos semanas! Eso, añadido a las lecturas que tengo que hacer para cada clase, hacen que cada semana sea una increíble y maravillosa aventura. (Es decir, que de vez en cuando me levanto con cara de “Homero de parranda“, aún después de no haberme ido de parranda). Poco a poco.

Si tienen preguntas, ¡con mucho gusto!

Esta entrada fue publicada en Rolando. Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a ¡Trabajo muy duro!

  1. Fobbo dijo:

    Sobre el punto 5: “hay al menos dos mentiras en ese título…”
    Sobre el punto 8: Así que fuiste a Fínix? Jajaja
    Sobre la foto de la lluvia: Si tiene perro amarrelo afuera, sino, no…

    Jaja toda clase de referencias que sólo nosotros entenderíamos…te quiero Ruliche!

  2. Andrea Milián dijo:

    Lolito querés lluvia? En tiquicia estamos con cielo roto, si querés te empaco un poquito y te la mando por correo?? =) jejeje abraxos!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s