El Programa Gateway en Colorado

Una de las experiencias más interesantes que uno pueda tener en la vida siempre será sentarse en una mesa con gente de ene países, a ver qué cosas en común tenemos todos los seres humanos, y analizar qué detallillos tenemos diferentes. Puede ser algo tan importante como la política (y los mecanismos para nombrar ministros en un país), o algo tan banal como la manera de cocinar pollo. [¡El pollo no es banal! Homero Simpson una vez logró la paz en Medio Oriente, aunque fuera por un segundo, proclamando Paz y Pollo].

El camino al Gateway no fue fácil. El viaje a Estados Unidos fue cansado psicológicamente (estuve sentado en el pasillo todo el viaje entonces no podía ver por la ventana, algo que me ayuda mucho a sentir el tiempo pasar cuando viajo), pero sobretodo fue cansado físicamente. Además de que las despedidas me habían dejado drenado, estuve cargando 50kg de equipaje durante buena parte del viaje, y la mayoría de eso era mi bendito bulto, lleno con kilos y kilos de libros. Llegué a Boulder, Colorado a los dos de la mañana (14 horas después de haber empezado mi viaje), a un edificio muúuy hermoso (el Sewall Hall) pero sin escaleras ascensor para bajar los dos pisos donde estaba mi cuarto, y sin ninguna indicación realmente de adonde debía ir. Sobra decir que “perdido, cargando maletas y extrañando a mi familia, amigos y novia” no es el estado óptimo para el alma. Al final los guardas del edificio tuvieron piedad de mí y me indicaron el camino.

Obviamente todos los nuevos Fulbrighters habíamos pasado por viajes similares, así que todos pusimos nuestra mejor cara y al día siguiente habíamos olvidado los inconvenientes. Al fin y al cabo: ¡Ya lo habíamos logrado! ¡Ya habíamos empezado nuestra beca Fulbright! Y ciertamente había gente que había hecho un viaje más largo que yo. En mi orientación había gente de Rusia, Uzbekistán, Zimbabwe, Pakistán, Nepal, Nigeria, Marruecos, Indonesia, Malasia… ¡y muchos más! También había[mos] latinos: Gente de Nicaragua, El Salvador, Chile, Colombia, España y Brasil. Las conferencias obviamente estaban muy interesantes (haga clic aquí para ver todo el programa), pero después del primer día, todos estábamos como si nos hubiéramos estado 146 horas de fiesta con el Gorila Fiestero.

Hay una cosa sobre Boulder, esta pequeña y hippie ciudad en el estado de Colorado: Siempre me habían dicho que era un lugar edénico. Conozco gente que ha dicho que quiere venir aquí a pasar sus últimos años porque la consideran tan hermosa. Y bueno, la verdad la ciudad logró respaldar su reputación. Toda ella está rodeada por las montañas Flatirons, que son parte de la cadena de Las Rocallosas. En el tercer día de la orientación fuimos al Centro Nacional de Investigaciones Atmosféricas (NCAR), un lugar al pie de las montañas, y de ahí es la primera foto del mosaico que sigue a este párrafo. La vista de las montañas desde el campus de la Universidad de Colorado en Boulder se puede ver en la fotografía inferior-derecha.

Mosaico de Boulder (1)

Algunas fotos alrededor de Boulder, Colorado. La CU@Boulder se refiere a la Universidad de Colorado en Boulder. La Casa de Té fue un regalo de la ciudad de Dushanbé (capital de Tajikistán), la cual es ciudad hermana de Boulder. Las montañas Flatirons son parte de las Rocallosas.

(Por cierto, no digan que no les advertí: Aquí a la gente le gusta la música country, y mucho. Para muestra un botón: Prendí mi pequeño eme-pé-tres-cosito y me puse a sintonizar la radio para que mi cuartito no se sintiera tan silencioso. Para que vean, lo primero que me salió fue esto: Ella piensa que mi tractor es sexy… hasta está medio loca por mi bronceado de granjero… Debo admitir que esa musiquilla tiene una extraña guapachosidad que me llega…)

La gente dice que Boulder es un Edén por su nátura, pero la verdad es que lo que lo hace un paraíso, por más estereotipado que suene, es su gente cordial y servicial. Todo el mundo se saluda y es cortés. (Estoy hablando tipo Canadá). La gente de la Oficina de Asuntos Internacionales en particular hizo hasta lo imposible para que nos sintiéramos como en casa, y realmente nos chinearon mucho a todos los Fulbrighters. En el mosaico de abajo, en la esquina inferior derecha se puede ver a Sarah y Erick, dos personas que realmente son clase Gustavo-Villalobos (entiéndase, sumamente dedicados a su trabajo). ¡Esa universidad tiene mucha suerte! Toda la gente del programa en general hizo que nuestros diítas Gateway fueran una burbuja de paz y amor.

Participantes del Fulbright Gateway 2010 en Boulder, Colorado

Obviamente con los días íbamos hablando más entre nosotros. (¡Y el día final salimos de fiesta! Obviamente los latinos y los rusos éramos los “ruidosos”). Me hizo muchísima gracia que, aunque la gente fuera de procedencias muy diferentes, muchos compartíamos no solo la humanidad común que nos une a todos, sino cosas muy específicas que solo podrían ser de un… ÑOÑO! En la foto de abajo, por ejemplo, pueden ver a un alegre grupo de computines, después de haberse puesto a hablar sobre algoritmos de búsqueda. La la la…

En el programa había gente muy valiente… Había una chica nepalesa, que iba a estudiar compu (creo) a Carnegie Mellon,  y que esta era la primera vez que salía de su país. (¿Se imaginan lo que es irse a una beca siendo esa la primera vez que uno sale?). Fijo había gente que va a ser presidente (vi por lo menos a un futuro presidente de Pakistán y a una futura presidente de Singapúr por ahí). Y por supuesto vi a muchos ñoños de corazón: matemáticos, ingenieros químicos, etc. Creo que, además de el estar contentos de estar ahí, lo que nos unía era ese intenso deseo de “hacer cosas”, de hacer algo, aunque sea no tan grande, pero que nos acerque a una meta y así ayudar a la humanidad. ¿Románticos… soñadores? No sé… Nuestras metas eran tan variadas como nuestros orígenes, por supuesto, pero… talvez de eso es de lo que se trata estar aquí. De no bajar los brazos y seguir intentando… (La gente de Asuntos Internacionales subrayaba que nosotros íbamos a ser líderes en nuestros campos, y una de las personas incluso se dejó decir que los Fulbrighters eran su gente favorita de todo el mundo. Meh… No sé si yo al menos me merezca esos títulos, pero prometo seguir intentando y ser un romántico sin remedio cuando de tratar de mejorar al mundo se trate). Gracias a Nina, a Emily, a doña Kim, a don Larry… a todos los que están involucrados con que yo tenga esta nueva oportunidad.

Esta terra (los Estados Unidos, the USandA) ha sido caminada y descrita por mucha gente. Desde Alexis de Tocqueville (que, al escribir su Democracia en América en 1835, escribió una guía mejor e igual de vigente que cualquier Lonely Planet), hasta películas raras de Woody Allen y fotos de nenas sobre un cactus… Ya hay quienes han tomado fotografías y escrito historias de este país. ¿Qué puedo añadir yo? Por lo menos una historia para ustedes, desde los ojos de un tico a quien se le dio una segunda oportunidad de empezar. Aquí les estaré reportando.

Eso fue lo que me quedó del inicio de este viaje: (i) Muchas ideas rondando en la cabeza, (ii) muchos amigos para ir a visitar por Estados Unidos, y (iii) una pic de una selfpic: Rolando con una supercomputadora. Así de tecnológico soy yo. Oóoh sí…

Una pic de un selfpic

Una pic de un selfpic: Rolando con una supercomputadora de los sesentas
Esta entrada fue publicada en Rolando, Viaje. Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a El Programa Gateway en Colorado

  1. Fobbo dijo:

    Viste el correo que mandaron de la U para la gente que quiera aplicar a becas Fullbright? Pero son como tipo pasantías de un año, para hacer un curso o así… aún así que éxito! A mi apenas me llegó el correo pensé: “<3 Roliche! <3"

  2. Sí lo ví😉 A mí todavía me llegan esos correíllos. (Y, sobre las diferentes becas Fulbright, es que en efecto hay varios tipos de Fulbright. Están los “visiting scholars” que solo vienen por un semestre o un año a hacer pasantías, y nosotros, el “core program” que somos los que estudiamos para sacar un diploma).

  3. Pingback: Cómo pasa el tiempo | Puentes y cielos y todo lo que haya en el medio

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s