Poemas en Japonés Antiguo

Hay una cosa muy cierta acerca de los idiomas: Los idiomas cambian. Cambian día con día, aún cuando no lo notemos. (Y eso no los hace ni mejores ni peores, simplemente diferentes). Mis agüelos [sic] no hablan igual que yo, y aunque la diferencia sea mínima, esas diferencias se van montando a lo largo de siglos y siglos. ¿No me creen? Denle un vistazo a El Cantar del Mío Cid, un texto en español de hace solo 800 años, o a Beowulf, un texto en inglés de hace un poco más de 1000 años. Si esto es tan diferente, imagínense cuándo habrá cambiado el japonés en 1300 años.

Pues ese es precisamente el emocionante tema del que se trata mi clase de japonés clásico. La primera parte del curso fue ver las principales diferencias gramaticales entre lo que ellos hablaban hace mil años y lo que los japoneses hablan hoy en día. (Hasta los japoneses nativos que hay en la clase tienen problemas para entender esos textos). La segunda parte del curso ha sido empezar a leer textos. Precisamente lo primero que nos pusieron fueron tres poesías de la colección Kokinshuu “Antología de Poemas de Antiguos y Nuevos Tiempos”, escrita alrededor del año 920. En la clase lo que el profesor nos dio fue una transcripción del poema hecha en computadora, pero yo no resistí y me fui a buscar un original. ¡Por dicha lo encontré! La Universidad de Waseda en Japón se molestó en escanear un Kokinshuu copiado en 1553, donde están todos los poemas escritos a mano.

Más abajo en esta página están los poemas que el profesor, así como aparecen en el libro. En el lado izquierdo de cada ilustración está el texto original, y en el lado derecho están las letras en japonés a como se escriben en estos días. Entonces, leamos el primero…

Poema 1: N°9, Pg. 16. Haga clic en la imagen para ver una versión más grande la misma.

雪の降りけるをよめる
きのつらゆき
霞たち木のめも
春の雪ふれば
花なき里も花ぞちりける

Yuki no furikeru o yomeru
- Ki no Tsurayuki
Kasumi tachi ki no me mo haru
haru no yuki fureba
hana naki
sato mo hana zo chirikeru

Poema compuesto porque cayó nieve
– Por Ki no Tsurayuki
La neblina se levanta y a los árboles quieren salirles las hojas.
Cuando cae la nieve en primavera
Parece que llovieran flores aún en los pueblos donde no han salido las flores.

Este primer poema es bastante bonito por lo directo y simple de su interpretación: Cuando cae la nieve, cae tan blanca como las flores de la primavera. Y por eso parece que una lluvia de flores está cayendo sobre nosotros. Por cierto, por si no se las recuerdan, estas son las flores de cerezo:

Flores de Cerezo (La fotografía del cerezo "ahora" es propiedad de Kropsoq, y está usada bajo una licencia Creative Commons cc-by-sa-2.5. El dibujo de los cerezos "antes" es de Hiroshige Andou, y es parte del dominio público). Haga clic en la imagen para ver una versión más grande de la misma.

Ahora, vamos con un poema más retador…

Poema 2: N°38, Pg. 19. Haga clic en la imagen para ver una versión más grande de la misma.

梅の花を折りて人におくりける
とものり
君ならで誰にかみせん梅花
色をも香をも知る人ぞ知る

Ume no hana o orite hito ni okurikeru
– Tomonori
Kimi nara de tare ni ka misemu ume no hana
Iro o mo kaori o mo shiru hito zo shiru.

Poema escrito al cortar una flor y mandársela a alguien
– Por Tomonori
Si no es a ti, a quién le podría enseñar la flor del ciruelo?
La única persona que entiende esta flor es aquella persona que entiende al mismo tiempo su forma y su aroma…

Si ustedes creen que este poema tiene alguna misteriosa interpretación filosófica de la belleza… no’p. Se están yendo por las ramas. Vean el título de nuevo. Este es un poema que está siendo compuesto para acompañar a una flor. Seguro las dos personas tuvieron algún encuentro romántico anteriormente, y solo ellos dos entienden cuál es el verdadero significado de “la forma y el olor de la flor”. ¿Alguna promesa de amantes? ¿Algún juego de esos que uno inventa al estar enamorado? Si suena mal pensado, bueno… ¡así son los seres humanos! La gente que escribió estos poemas son iguales a nosotros, y eso es de lo más emocionante de leer literatura antigua: Ver que pensaba esta gente, que estaba en tiempos y circunstancias muy diferentes, pero que son esencialmente iguales a nosotros en sus pensamientos y sus sentimientos. Ahora sí, a un poema más filosófico…

Poema 3: N°53, Pg. 22. Haga clic en la imagen para ver una versión más grande de la misma.

なぎさの院にてさくらを見てよめる
在原業平朝臣
よの中に絶えて桜のなかりせば
春の心はのどけらまし

Nagisa no Win ni te sakura o mite yomeru
– Ariwara no Narihira Noason
Yo no naka ni taete sakura no nakariseba
haru no kokoro wa nodokeramashi

Poema escrito al ver una flor sobre la residencia de Nagisa
– Por el ministro Ariwara no Narihira
Si en este mundo nunca hubieran existido las flores de cerezo,
la primavera me traería solo sentimientos de tranquilidad.

¡Este sí es interesante! ¿Porqué algo tan bonito como la flor que vimos arriba habría de traernos intranquilidad? Porque las flores son efímeras, solo duran un segundo. En Japón los cerezos florecen en la primavera, pero en unas pocas semanas las flores se caen del árbol. Las flores duran tan poco que nos recuerdan a la propia vida humana, que parece pasar en un parpadeo. El sentir empatía por el hecho de que la belleza dure solo un segundo es algo muy propio del budismo; en Japón le llaman mono no aware ‘conciencia de lo efímero’. Y de eso se trata ese poema. La flores son sumamente hermosas, pero nos recuerdan nuestra propia mortalidad.

Los tres poemas son muy diferentes entre sí, pero creo que tienen en común el mostrarlos los sentimientos de sus autores. Gente muy lejana a nosotros culturalmente, pero con sentimientos que todos podemos entender. Ese es el encanto de estar tomando la clase de Japonés Clásico. Les traeré más historias conforme las vaya traduciendo (y el profe me vaya haciendo más exámenes sobre ellas… ¡ploc!)

(Y por cierto… si leen la transcripción al japonés del tercer poema, van a encontrar que hay algo ahí que está obsoleto. Por una tarjeta de regalo de US$5 en Amazon.com… ¿Qué es lo que está obsoleto? ¡El primero que lo postee se lo lleva!)

About these ads
Esta entrada fue publicada en Literatura, Rolando. Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a Poemas en Japonés Antiguo

  1. Fobbo dijo:

    Hola rulo! Me encantó la explicacion del tercer poema!!!! Y no, no supe adivinar lo q estaba obsoleto, pero apuesto q es alguna estructura gramatical o algo asi. 8-)

  2. Andrea Milián dijo:

    La cosa obsoleta…será poner el rango o cargo público del autor?

  3. Andrea Milián dijo:

    PD. Me encantaron esos poemas, es interesante que todos hablan sobre flores. Quisiera algún día ir a Japón y ver un campo de cerezos en primavera…

  4. No, esa no es la respuesta. :( Y Fobo tiene algo de razón, caliente, caliente…

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s